http://www.olimpourbano.com/wp-content/uploads/2017/08/ou2-1024x683.jpg

ou2

Maracay es una ciudad prodigio a lo que se refiere al arte y la cultura urbana, nadie sabe a qué se debe este fenómeno pero existe y hay que aprovecharlo al máximo

Los chamos de hoy en día solo escuchan lo que está sonando en la radio pero no saben que el hip hop no es solo un género, hay un mundo detrás de sus intérpretes

 

El hip hop es la nueva salsa o al menos lo es en nuestro continente. Es música hecha en base a las vivencias y realidades del pueblo trabajador.
Venezuela está viviendo distintas situaciones que no atañen al objetivo de este artículo, pero, culturalmente, el hip hop se potencia del día a día y la mayoría de las veces se manifiesta en contra de esto.
Otro punto claro que hay que dejar es que no todo rapero es malandro y drogadicto. Son simplemente artistas y algunos viven esa realidad. Son personas como todos.
El artículo de hoy es una humilde guía para que muchos incautos, como en algún momento lo fui yo, sepan cómo manejarse en el mundo del hip hop venezolano, dándole un gran énfasis a los aragüeños, viéndolo desde un punto de vista ajeno a su cultura. Viéndolo como lo que es, una forma de arte, una forma de vida.
Lo primero que hay que aclarar es que el hip hop no es solo el ritmo o las letras, el hip hop es el grafitti que representa al barrio, la forma de vestir, el cómo expresamos lo que sentimos, los sitios que concurrimos, en otras palabras es un estilo de vida.
Es por eso que cuando veo a muchos de esta nueva generación decir que son raperos, pero no saben ni siquiera de donde proviene la cultura, me molesta y creo que es una falta de respeto para aquellos que viven para este ritmo.
Si vamos a dar ejemplos del buen rap venezolano, tenemos que nombrar a Akapellah, muy conocido en el circuito de Freestyle de la ciudad de Maracay, “La Zaga” uno de los raperos más influyente en este género, Lil’ Supa, Freddy Palencia, por supuesto, Cancerbero y muchos otros que no solo han representado a Venezuela fuera de nuestras fronteras sino que además todos son maracayeros.
No podemos dejar de lado a todos aquellos talentos que se montan, casi a diario, a freestalear en las camionetas, chamos muy jóvenes, niños algunas veces que quieren mostrar su talento, esperando que entre alguno de esos pasajeros haya alguien que pueda ofrecerle apoyo en su carrera musical.
Maracay es una ciudad prodigio a lo que se refiere al arte y la cultura urbana, nadie sabe a qué se debe este fenómeno pero existe y hay que aprovecharlo al máximo.

 

 

Es por eso que si te gusta el hip hop, no solo te quedes con lo que escuchas, investiga un poco, y apoya al talento regional.

Categories: Rap Nacional

No comments yet.

Deja un comentario

Reset all fields